Inflación y deflación

Inflación y deflación, subida y bajada de precios generalizada respectivamente. Tienen efectos tanto positivos como negativos en la economía:

Inflación

Inflación es el aumento generalizado de los precios en el mercado. Cuando los precios suben, la unidad de moneda pierde valor, reduciendo la capacidad para adquirir bienes y servicios por lo que se produce una pérdida de poder adquisitivo.
La inflación tiene aspectos positivos y negativos. Entre los positivos cabe destacar la posibilidad de que los bancos centrales ajusten las tasas de interés nominal con el fin de mitigar una recesión y fomentar la inversión en proyectos de capital no monetarios.
Uno de los aspectos negativos es la pérdida de poder adquisitivo generalizado, que reduce la capacidad de adquisición de bienes y servicios. Desalienta además el ahorro, ya que genera incertidumbre sobre el valor que tendrá la moneda en un futuro.
Por lo general lo más aceptable es una tasa de inflación pequeña y estable, que permite reducir la severidad de las crisis económicas al permitir que el mercado laboral se adapte más rápido. Tasas de inflación muy altas pueden desembocar en hiperinflación, cuya causa fundamental es la excesiva oferta de dinero.

Deflación

Deflación es la bajada generalizada de precios de bienes y servicios durante al menos dos semestres consecutivos. Suele estar producida por una caída de la demanda y un exceso de oferta y puede tener más consecuencias negativas que la inflación.
Al bajar los precios, el sueldo real de los trabajadores aumenta, por lo que los empresarios tienen que reducir la plantilla y dar salida a su producción para al menos cubrir costes de producción o cortar pérdidas. Los consumidores a su vez consumen menos, ya que interpretan que podrán adquirir el bien o servicio más barato en un futuro. Este círculo vicioso provoca que haya cada vez menos dinero en circulación, ya que la gente prefiere esperar para gastar su dinero.
La deflación afecta también a la deuda ya que aumenta la carga real de intereses de los deudores. Los tipos de interés no pueden estar por debajo de cero, pero los precios siguen bajando, lo cual aumenta el valor del dinero.

Inflacion

banner