Las redes sociales y su papel en la revolución árabe

Durante muchos años, en gran parte de los países árabes han gobernado o siguen gobernando regímenes totalitarios que, sin embargo, a ojos de Occidente tenían apariencia de democracias. Pero ahora empiezan a cambiar las cosas. Primero cayó Ben Ali en Túnez y ahora Hosni Mubarak en Egipto. Y ésto no ha hecho más que empezar, ya que hay convocadas manifestaciones para el día 12 en Argelia, el 17 en Libia y el 20 en Marruecos.
A diferencia de otras revoluciones acontecidas en el pasado, éstas se distinguen sobre todo por no estar centralizadas en ningún partido político ni sindicato, ni siquiera a favor de un gobierno u otro. Han surgido a raiz del malestar de muchos de sus ciudadanos, sobre todo jóvenes, que han canalizado sus reivindicaciones a través de redes sociales para organizar protestas, así como para difundir videos de abusos policiales y violaciones de derechos humanos.
La respuesta de los gobiernos fue, como era de esperar, restringir el acceso a Internet de sus ciudadanos. Durante las protestas en Egipto, de hecho, se produjo el mayor corte de Internet de la historia.
Sin duda estos acontecimientos han pillado desprevenidos a los gobernantes, que jamás se hubieran podido imaginar que Internet, en manos de ciudadanos descontentos, pudiera tener más poder que un ejército.

egipto
Imagen: Reuters

banner