Operadores móviles virtuales

Un operador móvil virtual u OMV (en inglés, Mobile Virtual Network Operator o MVNO) es una compañía de telefonía móvil que no posee una concesión de espectro de frecuencia, y por tanto carece de una red propia de radio. Para dar servicio, debe recurrir a la cobertura de red de otra empresa (o empresas) con red propia (un Operador Móvil con Red, u OMR) con la(s) que debe suscribir un acuerdo.
Los OMVs existen como figura comercial en un gran número de países de Europa –destacando el Reino Unido y los países escandinavos en cuanto a cantidad y antigüedad de OMVs existentes–, Canadá, los Estados Unidos de América, y Australia (lista no exhaustiva). En principio, pueden operar en cualquiera de las tecnologías de telefonía móvil existentes, como GSM, UMTS o CDMA2000, dado que su existencia está ligada a un factor comercial más que tecnológico.
Los papeles y la relación de un OMV con la operadora móvil propietaria de la red (OMR) varían según la situación comercial del mercado y la regulación legal del país donde operen. En general, un OMV es una entidad independiente de la operadora con red que le da el servicio, lo que le permite fijar sus propias tarifas.

Por definición, un OMV no dispone de ninguna infraestructura de radio, al no tener autorización legal para prestar este servicio. Así, ningún OMV dispondrá de estaciones base propias, dando servicio al cliente las del OMR correspondiente.
Sin embargo, en cuanto al resto de infraestructura las cosas pueden ser distintas.
Generalmente los OMVs no poseen ninguna infraestructura de GSM o UMTS, más allá de la elaboración de tarjetas SIM, que en muchos casos incluso llevan el código de red de su OMR o uno específico para sus revendedores. Si un OMV depende completamente de su OMR, se le denomina por lo general OMV revendedor (o en inglés service provider), dado que lo único que hace es poner su marca en las tarjetas SIM y realizar labores comerciales, careciendo absolutamente de elementos de red. Son el tipo de OMV más abundante.
Otros OMVs pueden disponer de departamentos técnicos propios; según el operador virtual en particular, puede poseer su propio registro de localización (en tecnología GSM, denominado HLR) o un centro de conmutación de telefonía móvil (MSC). Esto permite al operador virtual gozar de mayor flexibilidad, puesto que le autoriza para cambiar de prestador de red en el futuro o incluso utilizar varias redes diferentes en un mismo país. Igualmente, y según el grado de independencia del operador virtual, podría disponer de departamentos de facturación. A los OMV que disponen de sus propios elementos de red se les llama genéricamente OMVs completos (en inglés, full MVNOs).
Pueden distinguirse los siguientes tipos de operadores virtuales:

* Sólo márketing y ventas: este tipo de OMV presta un servicio básico basado en la venta de tarjetas SIM propias. Típicamente los abonos son de prepago.

* Proveedor de servicios: el OMV ofrece atención al cliente y facturación, pero no tiene ni cartera de productos ni infraestructura de telecomunicaciones.

* OMV Casi-completo: el OMV es responsable de la facturación, de la atención al cliente, de la distribución de terminales y de la emisión de tarjetas SIM.

* OMV completo: el OMV opera su propio centro de conmutación y/o HLR, lo que le permite recibir ingresos de interconexión por llamadas entrantes y cambiar de operador final de red de radio. Un claro ejemplo es el de los operadores de telefonía fija que desean ofrecer servicios integrados fijo/móvil.

omv

Fuente: Wikipedia

banner