No es país para emprendedores

emprendedor

En España, debido al alto desempleo se ha puesto de moda el autoemplearse y emprender. Pero la realidad es que España no es país para emprendedores, ya que se encuentra en el puesto 142 de 183 en facilidades para emprender.

En primer lugar, los autónomos tienen que pagar una cuota fija de 264,44 euros, independientemente de que tengan beneficios o no. Se introdujo una “tarifa plana” para autónomos con una cuota de 50 euros mensuales, pero solo para aquellos que no hayan estado dados de alta como autónomos en los 5 años anteriores. No deja de ser una medida ridícula, ya que solo se aplica durante 6 meses, de los meses 7 al 12 se quedaría en 134,06 euros y de los meses 13 a 18 sería de 186,25 euros. Después de 18 meses el autónomo deberá abonar mensualmente la cuota normal.

Esta situación contrasta con otros países europeos donde los autónomos lo tienen mucho más fácil para empezar. Por ejemplo, en Francia, las cuotas se pagan en función de la profesión y ganancias y durante el primer año no se paga nada, teniendo aun así derecho a prestaciones. En Reino Unido, la cuota es fija y los impuestos se pagan al final del año fiscal. En Países Bajos se paga una cuota anual de 50 euros (que en España es al mes con la tarifa plana).

En cuanto a la creación de una empresa, más de lo mismo. Para crear una SL (Sociedad Limitada), se requiere un capital mínimo de 3000 euros, 60000 si se trata de una SA (Sociedad Anónima). Conlleva una serie de gastos también, como pagar a un asesor que te ayude con las escrituras, acudir al notario, registrar las escrituras y darse de alta como autónomo (y pagar la cuota religiosamente cada mes). Además se deberá abonar el importe de IVA facturado, que no cobrado como sería lo lógico. El coste total para la creación de una empresa puede rondar los 550 euros y pagar unos costes fijos mensuales de 300-400 euros independientemente de que hayas facturado algo o no.

En Reino Unido por ejemplo, crear el equivalente a una SL, una Limited Company, sale por 15 libras y se puede crear online y en 24 horas. Además no existe un requisito de capital mínimo inicial, no se paga una cuota fija de autónomo y no hay obligación de pagar VAT hasta alcanzar una facturación de más de 82000 libras.

Estas trabas suponen un gran obstáculo para aquellas personas que intentan compaginar un negocio con un trabajo a tiempo completo o para micronegocios que no tengan una facturación muy alta.

Si ya es complicado emprender, más lo es con una Administración que no hace otra cosa que poner palos en las ruedas al que intenta crear algo, innovar y crear empleo. Si de verdad se quiere acabar con la lacra del paro, debemos equipararnos con otros países europeos y dar facilidades a quien quiera emprender.

 

banner