El último gran reto de la ÑBA

Llega el día, llega el momento. La selección española de baloncesto disputará en los próximos días el Mundial de España, torneo que supondrá el final de una generación de jugadores que nos ha hecho disfrutar como nunca hubiésemos imaginado con un juego y unos resultados realmente excepcionales.

Aquello que comenzó con la generación de los ‘Juniors de Oro’ hace quince años, se ha convertido en la mejor generación del deporte del balón naranja de la historia de España. Con Pau Gasol como abanderado, los Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes o José Manuel Calderón, unidos a jugadores más jóvenes que han ido entrando como Rudy, Sergio Rodríguez, Marc Gasol o Ricky Rubio hacen de este equipo una máquina perfectamente engrasada lista para competir en el que será el último gran torneo en el que coincidirán todos.

Y es que parece que jugadores como Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes o José Manuel Calderón están ante su último gran torneo con el combinado nacional debido a la edad y la exigencia de las temporadas con sus respectivos clubes. La pena y los recuerdos invaden las memorias de los aficionados al baloncesto después de tantos y tantos momentos de alegría vividos al lado de estos excepcionales jugadores. Aquella primera piedra en 2006 con el oro del Mundobasket de Japón sin Pau Gasol, MVP del torneo, en la final, la amarga plata en Madrid perdiendo de uno ante Rusia al año siguiente o las dos medallas de oro consecutivas en 2009 y 2011 en los respectivos Europeos, ponen a esta generación en un nivel prácticamente inalcanzable. Pero sobre todo, sus gestas en los Juegos Olímpicos donde, no sólo España sino que todo el mundo, vibró con sus dos finales perdidas ante el Dream Team estadounidense.

Estos dos partidos marcan la grandeza de lo que ha sido este equipo. Ante los mejores jugadores NBA en 2008 en Pekín y en 2012 en Londres, la igualdad e incluso la superioridad en varios momentos de la ÑBA hacen que aquellas dos platas todavía tengan sabor dorado. Especialmente la segunda, cuando el equipo perdió finalmente por siete puntos pero que mantuvo la igualdad hasta el final frente a jugadores del nivel de Lebron James, Kobe Bryant o Carmelo Anthony. Casi nada.

En definitiva, una generación que se acaba, pero una selección que perdurará en el recuerdo. El equipo comandado por un excelente Pau Gasol, siempre finalista con la selección en los torneos que ha disputado, quedará en la retina de todos con las gestas mencionadas. Ahora llega otra generación con los Marc, Ibaka o Ricky como futuras estrellas más lo que llega por detrás. El futuro parece asegurado. Pero antes, el Mundial de España como broche de oro en las apuestas por internet de bet365 para esta irrepetible hornada de jugadores. ¡Qué empiece el espectáculo!

ñba

banner