El primer anuncio comercial de la historia

En los tiempos modernos somos bombardeados de manera sistemática por multitud de anuncios comerciales, desde diferentes medios y soportes lo que, a veces, nos facilita la búsqueda de un artículo en concreto y otras veces nos satura. Pues bien, esto no siempre ha sido así. Por ejemplo, en el Antiguo Egipto de hace miles de años esa práctica no era conocida hasta que apareció Shem.

El héroe de esta historia es Shem, un esclavo al servicio de Hapu, un excelente (por lo que se ve) tratante de las más hermosas telas en la egipcia ciudad de Tebas allá por el 2700 a.C.

Por lo que parece, Shem se cansó de ser un servidor y huyó, dejando al patrono Hapu indignado y un poquito cabreado… Pues bien, este tratante de telas inundó la ciudad tebana con carteles informando de la huida de Shem y dando datos sobre la imagen del susodicho, terminando el cartel con las siguientes palabras: “Se le entregará una pieza de oro a quien devuelva al esclavo Shem a su amo, el tejedor Hapu cuya tienda ofrece las mejores y más hermosas telas al gusto del comprador”.

Pues bien, esa pequeña cuña alabando los productos ofrecidos incluida en los carteles de búsqueda está considerado el primer anuncio comercial de la historia.

No consta que Shem volviera con Hapu…

 

antiguoegipto

banner