El low-cost marca tendencia

El low-cost marca tendencia. Hoy, día en el que nos apetecen lecturas amenas y largos períodos de inactividad merced a la complicidad de nuestros sofás, nos hacemos eco de la información publicada por Expansión para dedicar una breve entrada de opinión a los OMV (operadores móviles virtuales o sin infraestructura propia), esos sorprendentes y desconocidos operadores móviles que están poniendo en jaque a las grandes operadoras de todo el mundo.

Al hilo de lo comentado en mi última –y única– entrada en este blog hasta el momento, es una práctica habitual estos días el detenerse a analizar los pros y contras antes de comprometernos con una compañía de servicios, independientemente del ámbito al que esta pertenezca, debido a la situación económica por la que estamos atravesando.

Centrándonos en el mundo de las telecomunicaciones, allá por el 2006 surgieron en España las primeras OMV con un objetivo claro en mente: competir cara a cara con las “tres Marías”: Movistar, Vodafone y Orange. Y ese objetivo está cada vez más cerca.

Tras unos duros inicios, han ido labrándose una popularidad entre los consumidores hasta la consideración de nuestros días, donde cifras del citado artículo (Ver tabla adjunta) elevan su presencia en número de líneas hasta los 5,5 millones.

Estas son cifras –a mi entender– sorprendentes y merecidas, habida cuenta de la revolución tarifaria que poco a poco ha ido calando entre los consumidores que, cansados de las condiciones abusivas y tarifas poco atractivas de las grandes operadoras, han decidido depositar su voto de confianza en estas otras operadoras.

La carta de presentación actual de las OMV no deja lugar a dudas:

  • Tarifas de voz cada vez más bajas o planas
  • Tarifas planas de internet o bonos realmente llamativos
  • Sin permanencia, por lo general

Y todo eso sin olvidar una atención al cliente bastante decente, en la mayoría de los casos, y una transparencia incomparable en sus condiciones.

¿Qué contras tienen? Os preguntareis… Uno que cada vez tiene menos importancia: no suelen regalar móviles. Sin embargo, es relativamente fácil comprar móviles libres nuevos o de segunda mano en nuestros días a poco que manejes tu buscador con soltura. No es complicado encontrar una tienda online de marcas y productos de todo tipo con móviles que se ajusten a nuestro presupuesto y con buenas prestaciones.

Desde aquí, os invitamos encarecidamente a probar los servicios de aquellas que más os convenzan con un móvil libre de vuestro gusto. Si me hacéis caso, os lo agradecerá vuestro bolsillo. Y mucho. Os hablo desde la experiencia 😉

Para fomentar un poco la conversación, os lanzo unas preguntas:

¿Habéis oído hablar de alguna OMV o tenéis contratado algún servicio con ellas?

¿Qué opinión os merece este tipo de compañías?

¿Creéis que algún día se pondrán al nivel de las grandes en términos de líneas?

OMV

Imagen: Expansión

banner