Consecuencias de un Brexit

brexit

 

Ya hay fecha para el referéndum para la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea: el 23 de junio. Iba a celebrarse de todos modos, independientemente del acuerdo que alcanzase David Cameron con el resto de países. Lo único que cambia es la posición del gobierno que apoyará la permanencia. Sin embargo, no todos los «tories» tienen la misma posición, como Boris Johnson o Michael Gove que apoyan un Brexit.

¿Cuáles serían las consecuencias de un Brexit?

Es complicado predecir que pasaría si la opción más votada es salir de la UE, ya que no hay precedentes, (solo el de Groenlandia en 1985). Sin embargo, hay varios posibles escenarios tanto a nivel político, económico y social.

A nivel político, un Brexit podría desencadenar un segundo referéndum en Escocia. Una de las razones por las que perdieron el anterior fue por el miedo a salir de la UE. También habría un deterioro de la convivencia en Irlanda del norte, que eventualmente podría desembocar en su integración en la república de Irlanda.

A nivel económico, las consecuencias se notarían a ambos lados del Canal de la Mancha, pero especialmente en Reino Unido y en su capital, Londres. Cameron ya descartó integrarse en el Espacio Económico Europeo como Noruega, Liechtenstein o Islandia, o tener un acuerdo como el que tiene Suiza. Éstas opciones suponen tener que aceptar la libertad de movimiento, algo a lo que se oponen por completo los euroescépticos. Ésto crea desconfianza entre los inversores que dudan que el Reino Unido pudiese seguir conservando su acceso al mercado único, lo que dañaría considerablemente la economía británica y provocaría la devaluación de la libra, ya que tanto las importaciones y exportaciones entre Reino Unido y el resto de la UE supone casi la mitad del total. A esto hay que añadir los acuerdos de libre comercio con otros países como Corea del Sur que tendrían que ser renegociados por Reino Unido tras su salida.

El sector más perjudicado sería el sector financiero, que se encontraría barreras para entrar al mercado único. Este sector exporta servicios financieros al resto de la UE por un valor de 20 billones de libras (1.1% del PIB del país). HSBC ha advertido que movería 1000 puestos de trabajo al otro lado del Canal si el Brexit se llega a producir.

A nivel social, afectaría tanto a británicos como al resto de europeos que quieran vivir en Reino Unido. No hay que olvidar que 2 millones de británicos viven en otros países europeos, sobre todo en España, Irlanda, Francia y Alemania. Además, ciudades como Londres se han beneficiado enormemente de la llegada de talento de la UE. Actualmente, Londres es el centro financiero de Europa y la mejor ciudad para emprender. Estas condiciones podrían cambiar drásticamente ante una eventual salida de la UE, ya que se convertiría en un destino mucho menos interesante por no tener acceso al mercado único, lo cual provocaría que muchos inversores moviesen su dinero a otros países europeos.

En definitiva, sería mucho mejor que Reino Unido permaneciese, debido a su alto grado de integración con Europa. Es mucho mejor intentar cambiar algo si no te gusta desde dentro, que aislarse por completo en un mundo cada vez más globalizado. No hay país hoy en día que sea completamente soberano (a excepción de Corea del Norte) y además Europa es cada vez más irrelevante en la escena internacional y puede defender sus intereses de una mejor forma estando unida que con cada país por su lado.

banner