Claves del triunfo del modelo low cost

El modelo low cost consiste en ofrecer al usuario bienes y servicios a un precio muy reducido, prescindiendo para ello de detalles que no afectan al producto ofertado. Su origen se remonta al año 1978, fecha en la que una compañía americana llamada People’s Express Airlines comenzó a ofertar billetes más baratos que los de sus competidores.
El fenómeno low cost llegó a Europa en 1997 de la mano de Ryanair y su éxito hizo que surgieran nuevas aerolíneas de bajo coste como Easyjet, Vueling o Wizzair. Posteriormente, el concepto de low cost se ha expandido a otros sectores surgiendo así empresas como Primark o Lefties en moda, Ikea en muebles o Pepephone, Simyo y MásMóvil en telefonía móvil.
Las claves por las que este modelo ha tenido y sigue teniendo tanto éxito son:

1.-Los precios
Sin duda este es el factor clave del éxito del low cost. Los consumidores se decantan más por precios bajos, ya que les permite obtener el mismo bien o servicio que adquirían antes a un precio mucho más económico prescindiendo de detalles que consideran innecesarios.

2.-La calidad
Que sea barato no quiere decir necesariamente que tenga menos calidad. Las empresas consiguen reducir precios reduciendo los costes. Por ejemplo, Ryanair llega a aeropuertos secundarios y todos sus aviones son el mismo modelo, supermercados como Mercadona o Dia ofrecen al cliente marcas blancas y compañías de telefonía como Pepephone no ofrecen a sus usuarios terminales subvencionados, pero si buenas tarifas.

Ryanair

banner