Ahorrar con Lyoness

Casi todas las empresas algo más grandes hoy en día disponen ya de algún tipo de tarjeta de cliente habitual brindando ventajas más diversas, a menudo también ofrecen descuentos en efectivo tanto inmediatamente como posteriormente en forma de vales para clientes fieles. Y con regularidad las empresas de tarjetas de crédito cobran de sus clientes empresarios un agio nada insignificante para el servicio que los consumidores puedan comprar en los establecimientos utilizando las tarjetas como por ejemplo VISA y Mastercard. Este hecho habrá reconocido el austriaco Hubert Freidl constituyendo en el año 2003 la empresa Lyoness, una empresa que ha llegado en la actualidad a ser realmente importante y activa a nivel mundial y que hace publicidad con el eslogan de “dinero devuelto en cada compra”.
Si al principio los afiliados a la comunidad de compra Lyoness compraban mediante vales online o a través del móvil en un negocio colaborador, hoy en día siendo cliente no se necesitan solo los vales y a parte de los descuentos en efectivo se consigue muchas más ventajas. Sigue el sistema de reembolso de dinero en cada compra pero adicionalmente el cliente puede beneficiarse de los así llamados shopping points. No hace falta nada más que elegir la tienda online más adecuada entre los más de 6.100 negocios colaboradores para recibir hasta el 5 % de cashback así como los shopping points. Como valor añadido y aumentando aun el ahorro es posible aprovecharse de las distintas acciones online y demás ofertas difundidas en cuestión de nada en Facebook. Registrarse como miembro se realiza fácilmente vía online.
En el transcurso de los años muchas empresas grandes y bien conocidas se han unido a la empresa como colaboradores. De esta forma resulta aun más atractivo adquirir un objeto de marca a un precio muy interesante aprovechando todas las posibilidades de descuentos.
Seguramente no se puede hacer nadie rico comprando de esta forma y por lo tanto comprar a través de Lyoness no se mejorará la situación financiera de nadie de forma drástica. Pero utilizando esta posibilidad de forma sensato y esto incluye también comparar los precios ofrecidos por negocios no colaboradores de Lyoness, asombrosamente se puede ahorrar algunos euros en el transcurso de un año, aunque en estos modelos de negocios el consumidor siempre corre el riesgo a final gastar más de lo por un principio planeado debido a los precios finales tan tentativos. Pero al fin y al cabo de vez en cuando cada uno debe perdonarse una debilidad o sea reírse de sí mismo presentando la ganga conseguida.

banner